La Sede

El origen del edificio está relacionado con la antigua basílica dedicada a San Olalla y aquí mismo se ubicó el convento de Santa María de la Merced fundado entre 1245 y 1262.

El magnífico Patio Barroco se construye en 1752 al sur de la iglesia, junto con la escalera imperial (1760). La obra se atribuye a Alonso Gómez de Sandoval. En el convento, este patio conformaba el claustro principal y es una de las piezas más destacadas del Barroco en Andalucía.

Se abren distintas dependencias para la vida administrativa como el Salón de Plenos, lugar donde se junta el pleno de la Diputación para tomar las decisiones que afectan sobre todo a la provincia de Córdoba.

Las últimas construcciones que se realizan son el Patio Andaluz y el llamado Patio del Reloj, llamado así por el reloj de sol que allí se ubica. El reloj indica la hora que marcan los relojes normales y, además, el día, mes, fase zodiacal y estación referidos a esa localización, al ser solares.